Microrrelatos Steampunk

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Microrrelatos Steampunk

Mensaje por Mr. Crowyden el Lun Mar 24, 2014 9:42 pm

El sueño

Las palabras "resignación" y "rendición" nunca estuvieron en su vocabulario. Pasaron, otra vez, días y semanas como segundos en su viejo y desordenado laboratorio. Sintió que revivía un momento, pues otra vez llegó el día. Otro nuevo ingenio... Ardía en deseos de probarlo. Meses de trabajo. "Hipnotictusa" lo llamó: la caja engendradora de sueños. Se colocó el casco conductor de pensamientos inmateriales y conectó los 264 cables a la terminal de registro de madera de recia caoba. Durmió placidamente y se despertó sonriendo. Revisó la grabación de los sueños que la terminal registraba por escrito. "Hijo mío, soy tu madre. Me siento muy orgullosa de ti. Haz el bien. Te quiero". Lloraba de nuevo, esta vez de alegría.

Para el Sr. Salvatore Corvo

Mr. Crowyden

Cantidad de envíos : 629
Edad : 45
Localización : Más allá de las Columnas de Heracles
Especialidad Steam : Lenguas clásicas, mitología, historia, antropología, literatura clásica, literatura inglesa victoriana.
Reputación : 155
Fecha de inscripción : 15/04/2012

Ver perfil de usuario http://laisladeldoctorcrowyden.wordpress.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Microrrelatos Steampunk

Mensaje por Salvatore Corvo el Mar Mar 25, 2014 10:33 am

Sr. Crowyden,
Mil gracias. Ha conseguido usted emocionarme de nuevo.
Siempre a su servicio.

Prof. Salvatore Corvo.

Salvatore Corvo

Cantidad de envíos : 162
Edad : 45
Localización : Moledoville (cerca de Barnaburgo)
Especialidad Steam : Archivista emérito de la Wells-Verne Royal Scientific Society y diseñador ocasional de ingenios autolocomotores.
Reputación : 36
Fecha de inscripción : 14/10/2010

Ver perfil de usuario http://www.facebook.com/moledosteam

Volver arriba Ir abajo

"El Ictíneo secreto".

Mensaje por Salvatore Corvo el Lun Ene 26, 2015 2:02 am

Pocos en esta pequeña villa de Sant Martín de Provensals, donde hace apenas unos meses que ejerzo de párroco, conocían al pobre anciano de la comunidad icariana que fui a visitar el otro día, el último de su vida. Si bien no había solicitado expresamente la extremaunción, consideré mi deber como párroco acompañar a aquel hombre solitario y olvidado de todos en sus últimas horas, y darle, si no el consuelo de los sacramentos, al menos un poco de compañía y calor humano. Narcís, que así se llamaba el ancian, me explicó muchas cosas de su sorprendente y ajetreada vida, y me dejó al final, el relato de un misterio que no sé cómo interpretar.
Narcís había sido un hombre famoso e influyente en su época, ingeniero ingenioso, metido a veces en política a veces en negocios, su logro más importante(de entre otros muchos que surgieron de su aguzada inventiva) había sido imaginar y construir un barco capaz de navegar por debajo de la superficie del mar. “Ictíneo”, lo había llamado, y el éxito de su invento había sido su auge y su caída. Al interés que dicho artefacto había suscitado en el estamento militar por su posibilidades armamentísticas, siguió un hundimiento comercial al quebrar la empresa con la que financiaba sus investigaciones.
Fue en esta tesitura cuando acudió a él el misterioso Prof. Von Ghausszenberg, un hombrecito menudo, de mirada terriblemente penetrante y acento austrohúngaro que le propuso una colaboración cientifico-económica que en aquel momento de necesidad no pudo rechazar. Y de haberselo podido permitir, tampoco lo hubiera hecho, pues la naturaleza del experimento propuesto era tal que la curiosidad del hombre de ciencia que había en el hubiera podido borrar cualquier reticencia que pudiera tener.
-Y así es como con un proceso análogo a la electrólisis, que separa los elementos básicos del agua mediante la electricidad, gracias a las notas obtenidas del recientemente fallecido Faraday, podemos aplicar un campo electromegnético a la materia sólida y descomponerla en elementos básicos fácilmente fracturables, y sin necesidad de las molestas explosiones de la dinamita o de la nitroglicerina recién inventada por ese pedante de Nobel .- dijo el Profesor con un puñado de polvo en la mano. Un puñado de polvo que hace apenas un minuto era una muestra del más duro granito extraído de las canteras de los alrededores de Barcelona.
– Lo que necesito, caballero, – prosiguió dirigiéndose a Narcís, -es un vehiculo excavador en cuya parte delantera adaptaremos este ingenio eléctrico, y que me permita penetrar en lo más profundo del macizo montañoso de Montserrat.
-¿Por que yo, profesor? Yo fabrico barcos, no excavadoras.
-Ah, pero es que mi sospecha es que voy a necesitar un barco. O mucho me equivoco o bajo su montaña sagrada se esconde un fabuloso e inmenso lago o mar subterráneo, que usted y yo, amigo mío, seremos los primeros en descubrir al mundo.
Por lo que me explicó Narcís en su lecho de muerte, siguieron varios meses de trabajo febril y secreto. Secreto para evitar tanto el espionaje industrial que cada vez más se daba en una sociedad cada vez mas industrializada como la presiones que pudieran venir de los grupos religiosos más extremos por querer “profanar” un símbolo de la fe como era Montserrat con fines meramente científicos. Y febril porque al diseño original del Ictíneo hubo que adaptar los ingenios eletromagnéticos del Prof. Von Ghausszenberg. Con todo, en marzo de 1868, en el mayor secreto, ayudados sólo por dos colaboradores de confianza, el “Ictíneo III”, una nave de 9 metros de largo parecida a un pequeño trolebús de caballos hermético acabado en punta, con una serie de espirales giratorias de cobre que lanzaban chispas eléctricas entre un fortísimo olor a ozono en toda su parte delantera, empezaba a horadar su camino hacia el interior de la montaña. Datan de ésta época las leyendas de luces extrañas y misteriosos sonidos que los vecinos de la zona siguen contando aún sobre las noches oscuras de Montserrat.
En la máquina viajaban Narcís y el Profesor. No me explicó qué ocurrió en las dieciséis y pico de horas que duro su viaje, pero debió ser algo terrible. Solo me explicó que en efecto, descubrieron un lago subterráneo de dimensiones gigantescas, y me dio a entender que algo o alguien habitaba aquellas profundidades abisales y secretas. Algo terrible ocurrió, el Ictíneo III y el profesor von Ghaussszenberg se perdieron irremediablemente en el laberinto acuático en circunstancias que la débil mente moribunda de Narcís no supo o no quiso recordar. Solo él, agotado, confuso y herido salió de la gruta artificial creada por el Ictíneo III y ante la mirada incrédula de los dos ayudantes, selló la entrada con varios cartuchos de dinamita, mientras repetía una y otra vez: “No deben salir. No deben salir”.
Yo en un principio, y al igual que debieron pensar los apesadumbrados ayudantes, pensé que Narcís se refería al profesor y al Ictíneo, pero unas palabras apenas susurradas con su ultimo aliento, me hacen pensar con un horror primigenio, que se trataba en realidad de otra cosa, y me han decidido a viajar a Massachussets en breve para consultar los archivos del Prof. Von Ghausszenberg en la Universidad de Miskatonic, en Arkham. Las últimas palabras de Narcís al morir fueron: “Los tentáculos eran horribles, pero en sus ojos..Oh, Dios, en sus ojos, brillaban estrellas”.

Salvatore Corvo

Cantidad de envíos : 162
Edad : 45
Localización : Moledoville (cerca de Barnaburgo)
Especialidad Steam : Archivista emérito de la Wells-Verne Royal Scientific Society y diseñador ocasional de ingenios autolocomotores.
Reputación : 36
Fecha de inscripción : 14/10/2010

Ver perfil de usuario http://www.facebook.com/moledosteam

Volver arriba Ir abajo

Re: Microrrelatos Steampunk

Mensaje por Alm_Nelson el Lun Ene 26, 2015 2:10 pm

No soy muy bueno en estas cosas pero lo voy a intentar:
El doctor Maroll se bajó de su siseante ingenio en el que viajaba y aparto las ramas que le cerraban el paso. Cuando la nebulosa de vapor se disipó se dio cuenta de lo que realmente había hecho. Las maquinas se reprodujeron solas. Su aliento era ya prescindible.

Alm_Nelson

Cantidad de envíos : 7
Edad : 22
Especialidad Steam : Aficionado, entusiasta del DIY e ingeniero
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 07/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Microrrelatos Steampunk

Mensaje por YesydeZ el Dom Nov 15, 2015 11:38 pm



Hola¡,  Very Happy Soy nueva aqui y me a encantado el microrelato. Me encantaria aprender mas sobre el steampunk . ¿si alguien me puede enseñar?

YesydeZ

Cantidad de envíos : 1
Edad : 19
Especialidad Steam : La magia y lacuriosidad son uno de mis gustos Smile pero sin practicar la magia claro
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 14/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Microrrelatos Steampunk

Mensaje por Adri el Lun Nov 16, 2015 6:57 pm

Buenas milady. ¿Tiene usted facebook para intercambiar ideas en una charla más fluida?

Un placer saludarla

_________________________________________________
"Cada uno de nosotros somos poderosos en los mundos que creamos"

Adri

Cantidad de envíos : 300
Edad : 28
Localización : Huelva
Especialidad Steam : Constructor aficionado
Reputación : 61
Fecha de inscripción : 10/12/2012

Ver perfil de usuario http://www.facebook.com/adrian.martinrodriguez.5

Volver arriba Ir abajo

Re: Microrrelatos Steampunk

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:28 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.