Antes de Jack el Destripador

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Antes de Jack el Destripador

Mensaje por Mr. Crowyden el Dom Nov 11, 2012 5:46 pm

[ESTE ARTÍCULO CONTIENE INFORMACIÓN SUSCEPTIBLE DE HERIR CIERTAS SENSIBILIDADES ASÍ COMO DE NO SER APTA PARA MENORES DE EDAD]


Tanto o más decimonónico finisecular y victoriano que cualquier otra "historia de la Historia" es la oleada de crímenes que sacudió el distrito de Whitechapel y Spitalfields de Londres en el otoño de 1.888. Pero nada más turbio y siniestro que esa historia: la de un asesino en serie de prostitutas a quien, a falta de conocer su verdadera identidad, se le llama "Jack el Destripador". La historia se ha convertido en muy poco tiempo en leyenda, y la leyenda en mito. Quien se acerca curiosamente a lo que ocurrió en ese tiempo, corre el riesgo de quedar atrapado en el relato de aquellos sucesos.

Retrato robot moderno posible de Jack el Destripador

Consultados en su momento los administradores de este foro (al que pertenecen bastantes menores de edad), no pareció que si ese tema se trataba de forma seria y con rigor histórico fuera inconviente. En ello estoy desde entonces en mis ratos libres.

A mí, que estoy muy acostumbrado a tratar con menores y gente joven, no me interesa el anecdótico conocimiento de los detalles tétricos y morbosos de la historia criminal, sino el análisis de los intrincados laberintos de la mente humana y la compasión del dolor causado a otros por personas que han ejercido el mal.

Este artículo pretende informar no sobre Jack el Destripador (espero inaugurar un hilo de discusión y debate sobre su posible identidad muy pronto) sino sobre otros asesinos psicópatas de mediados y finales del siglo XIX, españoles, por cierto, que antes de Jack el Destripador sembraron el terror y el dolor entre algunas comunidades.

Manuel Blanco Romasanta fue juzgado y condenado en 1.853 por el asesinato en primer grado de varias mujeres y niños a quienes se ofrecía a llevar de un pueblo a otro en las provincias de Galicia y Cantabria. El legajo original del proceso aún se conserva y puede consultarse en el Archivo Histórico Provincial de Ourense. Algunas de sus declaraciones originales fueron éstas:

"La primera vez que me transformé fue en la montaña de Couso. Me encontré con dos lobos grandes con aspecto feroz. De pronto, me caí al suelo, comencé a sentir convulsiones, me revolqué tres veces sin control y a los pocos segundos yo mismo era un lobo. Estuve cinco días merodeando con los otros dos, hasta que volví a recuperar mi cuerpo. El que usted ve ahora, señor juez. Los otros dos lobos venían conmigo, que yo creía que también eran lobos, se cambiaron a forma humana. Eran dos valencianos. Uno se llamaba Antonio y el otro don Genaro. Y también sufrían una maldición como la mía. Durante mucho tiempo salí como lobo con Antonio y don Genaro. Atacamos y nos comimos a varias personas porque teníamos hambre."

Manuel Blanco Romasanta, CAUSA Nº 1778: CAUSA CONTRA HOMBRE LOBO, JUZGADOS DE ALLARIZ (ORENSE). Fuente: Wikipedia

Retrato robot de Manuel Blanco Romasanta


Se trataría de un caso conocido en psicología y psiquiatría como "licantropía clínica". Cuando se trata de una enfermedad mental real, no de una simulación, se define como un trastrono de la personalidad en el que el enfermo cree ser un lobo (u otro animal salvaje), se comporta como tal y dice no tener más remedio que hacerlo. En este estado puede cometer crímenes muy violentos planeados y justificarlos creyendo ser víctima de un maleficio y aludiendo a creencias populares.

Para los psiquiatras David Simón y Gerardo Lorda (cuyo estudio del caso puede consultarse AQUÍ) el de Manuel Blanco Romasanta sería un caso de Trastorno de Personalidad Antisocial (sociopatía). La reina de España, Isabel II, le conmutó la pena de muerte por la de cadena perpetua. Murió en prisión diez años después de su condena.

Juan Díaz de Garayo fue otro asesino múltiple que, entre 1.870 y 1.879, asesinó a varias mujeres, algunas de ellas prostitutas. Fue apresado, juzgado y condenado a muerte. Murió ajusticiado en prisión por garrote vil en mayo de 1.881.

Siete años después se encontraría muerta en Londres a Martha Tabram, quizás la primera víctima de Jack el Destripador.

Fotografía de Juan Díaz de Garayo

Mr. Crowyden

Cantidad de envíos : 629
Edad : 45
Localización : Más allá de las Columnas de Heracles
Especialidad Steam : Lenguas clásicas, mitología, historia, antropología, literatura clásica, literatura inglesa victoriana.
Reputación : 155
Fecha de inscripción : 15/04/2012

Ver perfil de usuario http://laisladeldoctorcrowyden.wordpress.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Antes de Jack el Destripador

Mensaje por Soren L. M. Wright el Dom Nov 11, 2012 7:17 pm

Los psicópatas han existido siempre, es la psicología la que se "inventó" hace muy poco.

Es un artículo muy interesante, aunque algo breve, que conserva un fragmento de memoria que la Humanidad tiende a ocultar y olvidar voluntariamente, a causa del temor que inspira lo soez del asunto. Agradecería información más detallada y me encantará participar en cualquier debate que de este tema pueda surgir en adelante.

Y si se me permite dejar la seriedad a un lado por un breve inciso, reconozcan que el retrato robot de Jack el Destripador no resulta en nuestros tiempos muy serio, dado el razonable parecido con Freddy Mercury.

Soren L. M. Wright

Cantidad de envíos : 818
Edad : 25
Localización : Aragón
Especialidad Steam : Escritor, actor, investigador y aventurero.
Reputación : 117
Fecha de inscripción : 28/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Antes de Jack el Destripador

Mensaje por Natsumi el Lun Nov 12, 2012 1:45 am

En el metro de Londres hay "licántropos" y "vampiros", cuidado XDDD

Natsumi

Cantidad de envíos : 393
Edad : 28
Localización : Logroño, en medio de ningún lugar XD
Especialidad Steam : ninguna
Reputación : 24
Fecha de inscripción : 24/06/2011

Ver perfil de usuario http://natsumi666.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Antes de Jack el Destripador

Mensaje por Lord Trolex el Lun Nov 12, 2012 3:45 am

Desde luego es un tema que hacía tiempo no se tocaba por estos lares (en algún hilo se ha hecho algún apunte o pincelada en referencia a éste si mal no recuerdo), se agradece la visión histórica del tema y estoy muy seguro que puede dar debate para rato ya que la identidad del mismo sigue siendo un misterio hoy en día.
Animo a todo el que, con ánimo de aportar nueva información o simplemente expresar su punto de vista en relación al tema, lo haga siempre y cuando sea (como bien ha apuntado el caballero Crowyden), con seriedad y respectando las normas de convivencia de esta nuestra querida nave (las cuales estoy seguro todos habrán leído Smile ).

Soren escribió:Y si se me permite dejar la seriedad a un lado por un breve inciso, reconozcan que el retrato robot de Jack el Destripador no resulta en nuestros tiempos muy serio, dado el razonable parecido con Freddy Mercury.

A título personal creo que mas que al maestro Freddy (al que le tengo gran admiración y respeto), le tiene cierto parecido a Danny Trejo:


_________________________________________________

"The world is quiet here."

Lord Trolex

Cantidad de envíos : 3038
Edad : 30
Localización : Barcelona, Ciudad Condal.
Especialidad Steam : Moderador, Sheriff e Inspector de corsés.
Reputación : 160
Fecha de inscripción : 18/12/2009

Ver perfil de usuario http://ofcorsmyhorse.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Antes de Jack el Destripador

Mensaje por Sr. y Sra. Absenta el Lun Nov 12, 2012 12:06 pm

En verdad que de psicópatas en España siempre los hemos coleccionado en todas las épocas, pero les hemos dado menos publicidad con películas (aunque creemos que ningún asesino merece ganar fama). Eso no resta interés a su conocimiento.

Y estamos con lord Trolex.





Conoce el oficio y tiene las herramientas.

Sr. y Sra. Absenta

Cantidad de envíos : 2540
Edad : 43
Localización : Reus (cuna del modernismo; dicen)
Especialidad Steam : Criptozoologos, ocultistas, e inventores de rarezas.
Reputación : 290
Fecha de inscripción : 28/08/2009

Ver perfil de usuario http://absentasmannor.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Antes de Jack el Destripador

Mensaje por Eryest el Lun Nov 12, 2012 4:58 pm

*Aullido tropezado*

Traducción: Para mi, Jack el Destripador, era mujer.

Fuente extraída: http://cronicasmundosocultos.blogspot.com.es/2012/05/era-jack-el-destripador-una-mujer.html

Un nuevo libro publicado sostiene que el famoso asesino Jack el Destripador podría haber sido, en verdad, una mujer.

En el texto, titulado "Jack el Destripador: la mano de una mujer", la autora John Morris le pone nombre de dama al misterioso destripador londinense: Elizabeth Williams, esposa de un médico de nombre John Williams.

El ginecólogo John Williams figura en una larga lista de sospechosos mencionados a lo largo de los años como supuestos autores de los horrendos crímenes, un misterio que ha dado pie a toda clase de teorías por más de cien años, algunas más plausibles que las otras.

Pero para Morris, una abogada retirada del sur de Gales, en el Reino Unido, son muchas las indicaciones de que Jack vestía faldas y no estaba interesada en desahogar frustraciones sexuales, sino en ejecutar una venganza contra las de su género.

"Numerosas pistas, que parecen inconexas en los distintos crímenes, pueden significar poco, pero cuando se ponen juntas sugieren que una mujer podría haber estado detrás de los crímenes", le dijo Morris a la prensa local.

En su opinión, la evidencia ha sido ignorada, porque siempre se ha creído que se trataba de un hombre.

Infertilidad

Según la autora, un elemento crucial es que Jack le extrajo el útero a tres de sus víctimas.

Williams no podía tener hijos, y supuestamente estaba atrapada en un matrimonio infeliz.

Para Morris, esto podría haberla llevado a cruzar el umbral de la locura, y a emprenderla en contra de mujeres que, a diferencia de ella, sí podían concebir. Un elemento en favor de esta hipótesis, sostiene, es que las prostitutas que murieron a manos de Jack nunca fueron agredidas sexualmente.

Por otro lado, pedazos de una capa, una falta y un sombrero de mujer fueron encontrados en la chimenea de la última mujer asesinada, Mary Jean Kelly. Pero no le pertenecían a la víctima.

Además se cree que Kelly había tenido una relación con el doctor John Williams. Lo cual explicaría por qué el Destripador dio por terminada su criminal carrera con la muerte de Mary Jean.

(FUENTE: bbc.co.uk)


Eryest

Cantidad de envíos : 86
Edad : 23
Localización : Reus, Riudecols y base secreta en el monte Rushmore
Especialidad Steam : Amazona de aves de hierro, escritora, cosplayer y Sony Gamer. Stars and Stripes.
Reputación : 19
Fecha de inscripción : 02/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Antes de Jack el Destripador

Mensaje por Prof.Gunther VonStirling el Lun Nov 12, 2012 6:18 pm

Mr. Crowyden: Ha publicado ud. un artículo interesante, un suceso histórico que alimentó las fantasías mas diversas y con el tiempo hasta se transformó en el guión de alguna película Hollywoodense. A mi en particular, me resulta una historia espeluznante y muy triste a la vez. Big Sister en su bien documentada respuesta, menciona que posiblemente Jack el Destripador era una mujer, algo que por mi naturaleza de darle siempre una vuelta mas de rosca a todo lo que se plantea, pasó por mi cabeza. Sin tener un fundamento preciso ante esta cuestión, tan solo llevado por mi imaginación, me planteaba la hipótesis de que el asesino podía quizás ser una mujer despechada. Aún esta historia seguirá siendo un misterio, pero es un buen tema de debate. En cuanto al retrato robot, tengo la sensación de que al robot no le dieron la mejor data, y por ahi aparece el sr. Danny Trejo, que en algún país sudamericano iría preso por "Portación de Cara".
Quien es un actor, que por lo peculiar de su rostro, siempre hace papeles de sicópata, asesino, de hombre duro o malvado, pero que en la vida real es un tipazo, alguien que ha sido victima de la adicción a las drogas y hoy está llevando una vida limpia de sustancias. Sin embargo un fino humor está presente en los comentarios y eso hace que esta historia de Jack el Destripador y su debate en este foro, no se torne demasiado densa y oscura, manteniendo intacto el interés como relato histórico y verídico...

Prof.Gunther VonStirling

Cantidad de envíos : 6
Edad : 57
Especialidad Steam : Ingeniero, constructor e inventor científico
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 03/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Antes de Jack el Destripador

Mensaje por Mr. Crowyden el Lun Nov 12, 2012 10:39 pm

Estimadas/os damas y caballeros:

Les agradezco su participación en este hilo que NO es sobre Jack el Destripador, aunque se le nombre tanto en la introducción del mismo como en su final. Para que no quede ninguna duda antes de nada: mis respetos por todas las opiniones, sean más o menos serias ("el humor es una cualidad del amor"). Cada cual que opine en la línea que lo crea conviente.

Como decía:

"Este artículo pretende informar no sobre Jack el Destripador (espero inaugurar un hilo de discusión y debate sobre su posible identidad muy pronto) sino sobre otros asesinos psicópatas de mediados y finales del siglo XIX, españoles, por cierto, que antes de Jack el Destripador sembraron el terror y el dolor entre algunas comunidades."

Pero casi todos/as Vds. han alineado su comentario más bien junto a la figura de Jack el Destripador. También digo en el artículo que aquella historia atrapa. Yo mismo, probablemente sin darme cuenta, he elegido su figura como referencia para el título. Y este artículo, de hecho, pretendía ser una especie de introducción a otro sobre la identidad de Jack el Destripador.
Creo que es, precisamente, la cuestión de la identidad del asesino de Whitechapel lo que ha convertido su figura en un mito. Manuel Blanco Romasanta y el propio Juan Díaz de Garayo, como asesinos en serie, fueron tan sanguinarios y repulsivos, o mucho más, que Jack el Destripador. Pero fueron apresados, juzgados y condenados. Los legajos de la causa de Romasanta pueden ser leídos por cualquiera que lo solicite. Lo que hace único el caso de Jack el Destripador es que, por más que quieran esforzarse los investigadores (y los oportunistas en inventar teorías totalmente peregrinas), hemos de admitir que jamás sabremos la identidad del asesino, asesina o asesinos. A menos, claro, que aparezcan pruebas que dieran la vuelta a la tortilla, si me permiten esta expresión tan familiar. Pruebas de las que también se podría dudar de su autenticidad como ya ha sucedido en varias ocasiones.

Sobre el retrato robot de Jack el Destripador que incluí en el artículo: es el que se hizo a partir de los pocos testimonios que quedan de testigos sobre hombres vistos con algunas de las mujeres asesinadas. En un grupo de declaraciones había algunas similitudes en las descripciones físicas. Se trata del retrato que se obtuvo a partir de esos datos comunes.

Dejando a un lado los simpáticos parecidos razonables, la imagen virtual del Destripador coincide con la de James Kelly, un psicópata asesino que escapó de un sanatorio mental días antes del comienzo de los asesinatos. No adelantaré más sobre esta historia, pero sí quisiera dejar su fotografía aquí.


Al caballero Soren: discúlpeme por la brevedad del artículo. He incluido algunos enlaces a la Wikipedia en la que hay una mayor información sobre Romasanta y sobre Díaz de Garayo.
Espero que la siguiente información sea de su agrado, al menos en lo respecta a la tradición posterior y fama de la historia de estos personajes.

Sobre Romasanta: recomiendo el documental del programa Cuarto Milenio (en cinco partes. Dejo sólo la primera; en la misma cuenta se encuentran las otras cuatro)


Se han hecho dos películas: El bosque del lobo (1971) de Pedro Olea, con un magistral Jesús López Vázquez en el papel de Romasanta y Romasanta, la caza de la bestia (2004) de Paco Plaza.

Centrado en la psicología del asesino, el libro de Alfredo Conde Romasanta. Memorias inciertas del hombre lobo (2004).

Sobre Díaz de Garayo: también recomiendo el documental del programa "Cuarto Milenio" (en tres partes):


El escritor español Tomás Salvador publicó una novela titulada Cuerda de presos (1954). Es una recreación ficticia sobre el viaje a pie de dos guardias civiles desde León hasta el País Vasco custodiando a Juan Díaz de Garayo. Dos años después la novela se llevó al cine con el mismo título.

Saludos.

Mr. Crowyden

Cantidad de envíos : 629
Edad : 45
Localización : Más allá de las Columnas de Heracles
Especialidad Steam : Lenguas clásicas, mitología, historia, antropología, literatura clásica, literatura inglesa victoriana.
Reputación : 155
Fecha de inscripción : 15/04/2012

Ver perfil de usuario http://laisladeldoctorcrowyden.wordpress.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Antes de Jack el Destripador

Mensaje por Natsumi el Lun Nov 12, 2012 10:58 pm

Tengo algunos relatos populares de licantropía en España, solo quería mencionarlo.

Natsumi

Cantidad de envíos : 393
Edad : 28
Localización : Logroño, en medio de ningún lugar XD
Especialidad Steam : ninguna
Reputación : 24
Fecha de inscripción : 24/06/2011

Ver perfil de usuario http://natsumi666.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Antes de Jack el Destripador

Mensaje por Soren L. M. Wright el Mar Nov 13, 2012 12:03 am

Mis disculpas por el breve inciso humorístico que, admito, no es para nada adecuado en este contexto.

Regresando al tema, lo cierto es que no veo mucho parecido con el retrato robot y James Kelly. Es más, desde un primer momento imaginé, a partir del retrato robot, cómo decenas de londinenses daban una descripción totalmente diferente del mismo sujeto: Es lo que suele pasar en estos crímenes cometidos con nocturnidad y en lugares aislados, que cada cual cree ver algo muy diferente.

Por otra parte, la teoría de La Destripadora, que en su momento me resultó bastante absurda, ya no me lo parece tanto.

Y recordando que este tema no solo se centra en Jack, recordaré otra infame criminal:


Enriqueta Martí, la Vampira de Barcelona, también mencionada en los programas de Cuarto Milenio. Esta mujer que vivió durante la tres últimas décadas del XIX y y la primera del XX, está acusada de engañar, seducir y manipular niños para el esclavismo y la prostitución, trabajos encubiertos mediante los cuales adquirió una cuantiosa suma de dinero y contactos muy importantes en la sociedad contemporánea.

Pero no conforme con ello, también trabajó como curandera, empleando la sangre y grasa de algunos niños como ingredientes para remedios contra diferentes males de la época. Esto demuestra que, en algunas lamentables ocasiones, la peor amenaza no se encuentra en el desequilibrio mental de una persona si no en cómo la avaricia pude reunir a un grupo de enfermos desesperados (como los que acudían a sus potingues, ante la inutilidad de otros medicamentos o tratamientos), desequilibrados y pederastas. Martí fue detenida y muerta a causa de un violento linchamiento por parte de sus compañeros de cautiverio, pero, creo recordar, jamás dio nombre de ninguno de sus colaboradores y clientes.

Aquellos otros criminales siguieron libres.

Me gustaría datar el caso con mejores referencias que estas, pero la mayoría de entradas en internet no hacen más extensa narración de los hechos, ni yo poseo las cualidades de historiador que honran a Mr. Crowyden.

-Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Enriqueta_Mart%C3%AD
-Youtube: http://www.youtube.com/watch?v=aLwcQJ0_rCk

Soren L. M. Wright

Cantidad de envíos : 818
Edad : 25
Localización : Aragón
Especialidad Steam : Escritor, actor, investigador y aventurero.
Reputación : 117
Fecha de inscripción : 28/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Antes de Jack el Destripador

Mensaje por Natsumi el Mar Nov 13, 2012 12:51 am

Sin olvidar a la condesa de Bathory... leí un artículo sobre ella y me dió mucho miedo lo que se contaba >__< una de las peores desalmadas de las que tengo noticia.


Última edición por Natsumi el Mar Nov 13, 2012 1:35 am, editado 1 vez

Natsumi

Cantidad de envíos : 393
Edad : 28
Localización : Logroño, en medio de ningún lugar XD
Especialidad Steam : ninguna
Reputación : 24
Fecha de inscripción : 24/06/2011

Ver perfil de usuario http://natsumi666.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Antes de Jack el Destripador

Mensaje por Mr. Crowyden el Mar Nov 13, 2012 1:24 am

Caballero Soren:

No tiene Vd. que disculparse por su buen humor. Muchas gracias por la información de la tristemente famosa Enriqueta Martí. Recuerdo bien ese documental de Cuarto Milenio, programa al que soy aficionado.

Por desgracia, cuando la tubercolusis fue más virulenta en España, durante la segunda mitad del s. XIX y principios del s. XX, florecieron curanderos y curanderas cuyas mágicas recetas para acabar con la enfermedad alcanzaron gran predicamento. Ampliaron este efecto, sin duda, la mayoritaria incultura popular combinada con la superstición y las falsas esperanzas de los enfermos. Se afirmó, por tanto, la creencia en que el remedio para la enfermedad consistía en beber sangre de otras personas, especialmente niños (cuya sangre se creía más pura que la de los adultos) y untarse sebo o grasa humana por el cuerpo. De ahí estos asesinos que sacaban el sebo a sus víctimas y las desangraban (véase también el terrible crimen de Gador, Almería).

Sobre la teoría de una posible "Jill la Destripadora", no me pronunciaré por el momento.
La teoría de Jack el Destripador=James Kelly es de la autoría de Ed Norris, ex-policía de New York especializado en casos sin resolver. Aquí dejo las dos partes del documental de Discovery Channel que a mí me parece bastante interesante:

http://www.youtube.com/watch?v=emy3JlT407E&feature=relmfu

http://www.youtube.com/watch?v=MC3zBR4pnZY

A la fotografía de un anciano James Kelly se le aplicaron técnicas de rejuvenecimiento por ordenador para compararla con el retrato robot de Jack el Destripador realizado por el mismo experto a partir de los testimonios de testigos presenciales. El resultado fue éste:



Saludos.


Última edición por Mr. Crowyden el Mar Nov 13, 2012 1:42 am, editado 1 vez

Mr. Crowyden

Cantidad de envíos : 629
Edad : 45
Localización : Más allá de las Columnas de Heracles
Especialidad Steam : Lenguas clásicas, mitología, historia, antropología, literatura clásica, literatura inglesa victoriana.
Reputación : 155
Fecha de inscripción : 15/04/2012

Ver perfil de usuario http://laisladeldoctorcrowyden.wordpress.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Antes de Jack el Destripador

Mensaje por Soren L. M. Wright el Mar Nov 13, 2012 1:28 am

Me centré en un personaje decimonónico por motivos obvios, pero si se me permite, los personajes del Conde Vlad III, el Empalador, y la Condesa Erzsébet Bathory de Ecsed causaron una fuerte impresión en mí en mi infancia y me creo capaz de describir la historia de ambos con la corrección adecuada.


Soren L. M. Wright

Cantidad de envíos : 818
Edad : 25
Localización : Aragón
Especialidad Steam : Escritor, actor, investigador y aventurero.
Reputación : 117
Fecha de inscripción : 28/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Antes de Jack el Destripador

Mensaje por Soren L. M. Wright el Dom Nov 25, 2012 6:14 pm

Dado que a nadie parece contrariarle y que ambos personajes están íntimamente ligados al s. XIX, aunque vivieran en tiempos mucho más remotos, continuaré esta serie de reportajes sobre los mayores asesinos de la historia.

Empezaré presentándolos, en primer lugar hablaremos del Voivoda de Valaquia, Vlad III, más conocido como Tepes Draculea; en otra ocasión trataremos de la Condesa Erzsébet Bathory de Ecsed, en este caso nombrada, más a menudo, como la Condesa Sangrienta. Y aunque el primero vivió en el s. XV y la segunda en la segunda mitad del s. XVI, digo que están íntimamente relacionados a la Edad Victoriana por haber sido los más claros inspiradores de uno de nuestros más populares terrores románticos: el Conde Drácula, protagonista de la famosa novela homónima, escrita por Bram Stoker.

El Príncipe Draculea.


El Dragón.

Antes de explicar a "Drácula" hay que comprender quién motivó, en gran medida, los acontecimientos de su vida y su comportamiento: Su padre. Vlad II fue Voivoda (comandante principal de las tropas con derechos feudales) de Valaquia en dos ocasiones a lo largo de su vida, engendrando a cuatro hijos que tendrán una notable importancia en el desarrollo de los hechos: Mircea II, Vlad Tepes (ambos con su primera esposa), Vlad Calugarul y Radú el Hermoso (ambos con la segunda). Aunque originalmente ortodoxo, no tuvo reparos en entrar a servir a la Orden del Dragón, orden de caballería que debía lealtad al rey húngaro Segismundo de Luxemburgo como una treta para ganarse el apoyo católico contra los Otomanos; sin embargo, una nefasta derrota de las tropas cristianas a manos otomanas provocó reyertas entre húngaros y valacos, en reacción, Vlad II envió a sus hijos Tepes y Radú en garantía de rehén al sultán turco para asegurar sus nuevas lealtades y poder conservar el poder mientras expulsaba a los invasores húngaros.

Aunque se le conocía como Dracul, que significa "El Dragón" por su ferocidad en la batalla y su pertenencia a la Orden del Dragón, su fama de cruel, astuto y traicionero junto a las erratas de los historiadores de tiempos posteriores provocaron una confusión en esta traducción. Empezaron a conocer como "El Diablo".

El Hijo del Dragón.

Vlad III nace en el burgo de Sighisoara, Transilvania (actual Rumanía) el noviembre de 1431. Apenas teniendo 13 años, fue enviado como rehén a vivir con el Sultán Murat II junto a su hermano Radú el Hermoso, y se vio forzado a convivir con ellos bajo tratos dudosamente morales- Se dice que fue ocasionalmente maltratado y abusado sexualmente, aunque es una información dudosa.- hasta los 17 años. Sin embargo, el retorno al hogar no fue en absoluto agradable: Descubrió que su padre había muerto apaleado y que su hermano Mircea II le habían quemado los ojos con hierros al rojo y enterrado vivo, traicionados ambos por los Boyardos- aristócratas locales- para imponer en el trono al Conde Juan Hunyadi, antiguo "aliado" de Dracul.

Ante aquella ofensa, Vlad III no dudó en regresar entre los turcos y pedirle a su antiguo anfitrión, el Sultan Murat II, que lo apoyara con sus fuerzas para retomar el trono y castigar a los usurpadores. Finalmente, en 1448, lograría proclamarse Rey de Valaquia, demostrando tener las cualidades de mando, severidad y astucia que había mostrado su padre. Así recibe su segundo apodo, Draculea, que en rumano significa "Hijo del Dragón", y lo que produjo el error de traducción que ensalza su leyenda negra: "Hijo del Diablo".

Sin embargo, el Conde Juan envía a los húngaros a recuperar el territorio, expulsando al joven voivoda apenas unos meses después de recuperar el trono, momento en el que los turcos lo abandonaron. Durante los ocho años siguientes, su historia se vuelve confusa dado que se dedicó a recorrer las regiones limítrofes de Valaquia en busca de aliados políticos; fue en esta época cuando recibió la mayor parte de su instrucción militar y política. Irónicamente, al final acudiría al mismísimo Juan Hunyadi ofreciéndole sus conocimientos sobre la organización otomana para vengarse de Mehmed II (hijo de Murat II y sucesor de este como Sultán).

No solo Huyandi aceptó su apoyo, si no que acabó convirtiéndose en el candidato húngaro al trono valaco.

En 1456, después de la derrota otomana por el ejército húngaro, Tepes recupera el trono de su padre lanzándose sobre el usurpador con el apoyo de la Casa Bathory, comenzando su infame carrera de asesino al ordenar el empalamiento público del traidor en la misma plaza donde se había dado muerte a su hermano. Acto seguido se dedicó meticulosamente a ejecutar a todos sus adversarios por el torno, tanto física como políticamente: Así ordenó torturar, ejecutar y empalar a los Boyardos al mismo tiempo que les retiraba sus derechos para otorgárselos a extranjeros que hubieran demostrado su lealtad al Voivoda.

No satisfecho con esto, también decidió empelar poblaciones enteras cuando estas se negaban a admitir su soberanía o a comerciar con él, dando fin a la vida de unos 30.000 colonos sajones (alemanes). Aunque pudiera parecer una masacre sin sentido, logró con ello desbaratar la economía de las potencias que intentaban adentrarse en territorio valaco y, por tanto, a los apoyos de los traidores y usurpadores al voivodato. Sin embargo, no había dado por concluida su venganza.

Fue en la Pascua de 1459 cuando invitó a la mayoría de boyardos del territorio a una cena, pidiéndoles que vistieran sus mejores galas. Al finalizar la cena y aprovechando la embriaguez de sus invitados, ordenó empalar a los más ancianos y a los más jóvenes los envió a pié hasta un castillo en ruinas; allí dio la orden de que los boyardos reconstruirían el castillo para Vlad. Los que no murieron en el camino a causa del clima y las fieras, lo hicieron durante la reconstrucción por agotamiento, hambre, sed e hipotermia.

También se aseguró la lealtad de su pueblo mediante el terror, o eso dicen las leyendas. Se cuenta que, quejándose el pueblo de numerosos robos por parte de gitanos y mendigos, invitó a estos a una cena con abundantes banquetes y vino; al finalizar la cena- curiosa similitud con el suceso histórico de los boyardos- les preguntó si querían disfrutar de semejante vida de despreocupación. Ante la afirmativa de mendigos y gitanos, eliminó la pobreza, la hambruna y el robo de Valaquia ordenando que las puertas fueran atrancadas y se le prendiera fuego al edificio. Se cuenta que el terror que inspiraba era tal que en la fuente de Trigoviste (capital de Valaquia) depositó una copa de oro para que la empleara quien quisiera bajo la amenaza de que quien la robara tendría que atenerse a su justicia, y no desapareció hasta bien pasada la fecha de su muerte.

Sin embargo, sus masacres no se limitaron solo a los habitantes de su tierra. Durante su reinado cambió numerosas veces de aliado, cada vez que alguien le exigía tributo y el vasallaje de Valaquia, matando indistintamente católicos, ortodoxos y musulmanes. Durante sus batallas mostró una gran inteligencia estratégica enviando a los enfermos de tuberculosis, sífilis y otras enfermedades contagiosas a vivir a las fronteras enemigas, siendo considerado el primer militar que empleó la guerra bacteriológica en la historia de la humanidad. Finalmente, en 1462 dirigió personalmente una incursión más allá del Danuvio, en territorio otomano, arrasando a más de 24.000 enemigos, cuyo recuento fue confirmado al contar las cabezas decapitadas. El terror que inspiró entre los turcos llegó a la altura de que Estambúl se despobló, temiendo que el Valaco conquistara la ciudad.

Aquello enfureció al Sultán Mehmet II. Reunió un enorme ejército y una enorme flota, al mando de la cual puso a Radú (hermanastro de Vlad y fiel a los Otomanos) y conquistó la capital en Junio del mismo año. Para aquel entonces ya se le atribuía el empalamiento de unas 100.000 víctimas, ganándose el apodo de Tepes, en castellano "Empalador".

Sin embargo, Tepes no se rindió tan fácilmente. Se dedicó a combatir a los turcos con guerrillas, destruyendo los campos de cultivo que los turcos fueran a invadir y ordenando que se sacara de los edificios todo objeto de valor. Finalmente dio el golpe de gracia vistiendo a sus más leales y a sí mismo de turco e infiltrándose en el campamento del sultán con la intención de asesinarlo; aunque el atentado fracasó, las tropas desmoralizadas por la guerrilla, el hambre, la falta de bienes que saquear y la creciente peste huyeron de regreso al Imperio Otomano, dejando un pequeño ejército a las órdenes del hermanastro Radú.

Desgraciadamente, la defensa y victoria de Valaquia no le sirvió de nada. Mehmet II ya a salvo organizó una compleja intriga, con falsificación de documentos, logrando que el rey Matías Corvino, aliado de Vlad III, creyera a este un traidor a su trono y lo encarcelara en una torre. Mientras duraba su cautiverio, las tropas de Radú avanzaron hacia Trigoviste con el apoyo de los aristócratas rivales a Tepes; un arquero leal a Vlad, otomano forzoso para evitar la esclavización- dicen- decidió advertir con un mensaje atado a la punta de una flecha del avance turco al castillo de Trigoviste. Cuando la esposa de Vlad III, Cnaejna de Transilvania, supo de aquella amenaza decidió suicidarse lanzándose al río cercano antes que caer cautiva de los turcos; pese a toda la crueldad achacada al Voivoda, la pérdida de su esposa solo logró empeorar su carácter.

Permanecería cautivo hasta 1474, cuando su aliado Esteban Bathory y su viejo amigo Esteban el Grande unirían fuerzas con sus últimos leales para tomar Valaquia de nuevo y reponerlo como voivoda. Lamentablemente, Bathory tuvo que regresar a sus dominios en Transilvania, dejando en una posición bastante precaria a Vlad III. Tres días después cargó por última vez contra una fuerza otomana destinada a recuperar Valaquia, emboscada durante la cual perecieron él y toda su guardia moldava, pues ningún boyardo quiso acudir en su ayuda. Su cabeza fue separada y llevada a Estambul como trofeo.

La Leyenda.

Se dice que Vlad III fue enterrado en un sepulcro dentro del Monasterio de Snagov, un lago de Bucarest (Rumanía), pero en su interior solo se hallaron los restos de animales. Se dice que los monjes griegos del monasterio se negaron en rotundo a albergar en su tierra sagrada a un personaje tan sádico e infame que, además, había renegado en varias ocasiones del credo ortodoxo; así que enterraron los restos a las puertas del monasterio, donde una riada provocó su derrumbamiento y se llevó sus restos.

También se dice que en 1932, tras encontrar el sepulcro vacío de Draculea, una excavaciones dieron con un cadáver decapitado vestido con las ropas de un voivoda de la época en las proximidades; estos restos desaparecieron misteriosamente en 1940. El hecho de que nunca se haya confirmado el descubrimiento del cadáver del Voivoda se entremezcla con su sobrenombre, el Hijo del Diablo, y con las leyendas que rusos y húngaros esparcieron sobre él tomando como referencia los mitos de los strigoi, almas de difuntos con asuntos pendientes, deambulando en la noche hambrientos de sangre y venganza.

Conclusión.

La cultura popular ha empleado la figura de Vlad III Tepes Draculea como cimiento para la leyenda de un personaje romántico y terrorífico por excelencia, pero absolutamente ficticio y relativamente moderno. Los propios rumanos se divierten con la idea del Drácula vampiro y explotan el filón como un valioso atractivo turístico, vendiendo todo tipo de accesorios que refuerzan la idea popularizada en el cine.

La verdad es absolutamente diferente: Desde 1976, este Voivoda es considerado Héroe Nacional de Rumanía, siendo una figura emblemática, muy admirada y querida. Los rumanos no creen realmente en Drácula como vampiro, y tratan este personaje de una forma un tanto idílica, tal y como los españoles podemos hacer con el Cid o Alfonso X el Sabio.

En cuanto a cómo un individuo tan cruel, tiránico y despótico puede ser considerado "héroe" es un tema muy discutido por el mero hecho de la demagogia. Lo cierto es que está constatada la crueldad inusitada de Vlad Draculea, pero como dice el dicho "unos cardan la lana y otros cargan la fama". En el contexto histórico del s XV, en toda Europa y Asia no faltan figuras tan o más crueles que Vlad, como aquellos que mutilaron a su padre y a su hermano mayor; sencillamente carecen de la fama que sí tiene este personaje en concreto. Por otro lado, el empalamiento era una técnica muy común entre los turcos, un ejército que además superaba muy ampliamente el Voivodato de Valaquia.

Se podría decir que Vlad III solo quiso conservar la independencia de su tierra natal, y se puede asegurar que sin el terror que inspiraban algunas de sus crueles medidas disuasorias (pues parte de ellas son más bien míticas) el Imperio Otomano dirigido por el Sultán Mehmet II podría haber avanzado hasta conquistar Viena, cambiando drásticamente el curso de los acontecimientos históricos.

Héroe nacional y psicótico villano, su personalidad es fundamental en nuestra sociedad: Su historia hizo posible la nuestra sociedad, su leyenda hizo posible nuestros más oscuros sueños.

En la próxima semana: La Condesa Sangrienta. Prometo que ese reportaje histórico será mucho más breve y conciso. XD

Soren L. M. Wright

Cantidad de envíos : 818
Edad : 25
Localización : Aragón
Especialidad Steam : Escritor, actor, investigador y aventurero.
Reputación : 117
Fecha de inscripción : 28/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Antes de Jack el Destripador

Mensaje por Mr. Crowyden el Dom Dic 02, 2012 5:37 pm

Excelente aportación, Sr. Soren. Tan buena que merecería, en mi opinión, tener su propio post. Anímese y publíquela en forma de artículo y seguiremos hablando de los psicópatas y asesinos del siglo XIX, anteriores y posteriores. Saludos.

Mr. Crowyden

Cantidad de envíos : 629
Edad : 45
Localización : Más allá de las Columnas de Heracles
Especialidad Steam : Lenguas clásicas, mitología, historia, antropología, literatura clásica, literatura inglesa victoriana.
Reputación : 155
Fecha de inscripción : 15/04/2012

Ver perfil de usuario http://laisladeldoctorcrowyden.wordpress.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Antes de Jack el Destripador

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 2:51 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.