Caminando por el Yermo...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Caminando por el Yermo...

Mensaje por JJLópez el Sáb Sep 01, 2012 9:16 am


Introducción:

El relato esta escrito con narrador autodiegético, no es muy común, pero me apetecía usarlo. La historia se basa en un mundo post apocalíptico.

***
El camión se aleja por la carretera. Pobre niña inocente, estás encomendándote a Dios en estos momentos, para que controle tu ira. Miras al cielo y suspiras, bajas la mirada, y ahí, de pie, está tu hermano, despidiéndolos con la mano y una estúpida sonrisa de paleto. ¿Cómo puede ponerles buena cara, si en cada cosecha nos roban más y más?. Por una falsa protección que tu vientre demuestra que no es tal. En realidad, es por eso que sientes ira en lo profundo de tu ser, no por la cosecha, ni porque los despida tan alegremente. Sientes un fuego que te arde desde el fondo de las entrañas.

Fue un sueño, te repites cada mañana, una pesadilla, pero sabes que fue muy real. Comprendes que el bebé puede ser suyo. Estaba borracho, no pasan muchas mujeres por aquí, y tú eres una mujer.

Gritas en tu interior, << soy su hermana>> replicas, pero aquella noche fuiste su amante, contra tu voluntad y por voluntad de la destilación, del Vodka, pero lo fuiste. No puedes evitar pensarlo en los momentos de mayor repulsión, cuando lo ves ahí plantado con esa metralleta al hombro, con esa estúpida pose, despidiendo a unos ladrones. Entonces, lo que ocultas como si fuera un sueño sale a flote, te causa náuseas, pero eso también lo puedes disimular. Estás embarazada, las náuseas son normales en tu estado.

– Sara, deja de andar por las nubes y baja aquí. ¡Hay que hacer cosas, carajo!. Date prisa o sacaré a pasear la correa – te recrimina.

– ¡No grites!, que aún me quedan años para estar sorda– dices violentada, pero él te mira con odio y desprecio. – Ya voy, ya, no saques nada – añades con sumisión.

Bajas por la casa, está sucia. Estos ladrones que se hacen llamar recaudadores no cuidan nada. Todo esta desordenado y lleno de arenilla, por el ir y venir de cajas de patatas por en medio del salón. Tendrás un día duro.

Sales al porche, para ver qué quiere tu hermano con tanta urgencia, pero él no te mira, no te presta atención. Tiene la mirada fija en el camino del sudeste, el camino de Pola. Desde el porche no tienes una línea de visión tan clara como él, que está a unos metros fuera de la casa, junto a la carretera, pero ves como descuelga de su hombro la AK 127 y apunta.

A los pocos segundos, una figura que gira por la curva de la carretera entra dentro en tu campo de visión. Distingues con claridad a una nómada de piel negra, con una coleta parecida a la cola de un caballo. Se aproxima despacio, andando,<< no empuña ningún arma, y eso es bueno>>, te dices para tus adentros. Va con una mochila de la que sobresale un fardo alargado y al cinto lleva un viejo Colt Pacificador.

Se detiene a escasa distancia a pocos metros de tu hermano y dice unas palabras en un idioma que no entiendes. Tu hermano la encañona mientras amartilla el arma. Está nervioso, es un agricultor, no un soldado, y esa nómada, no sabéis lo que es.

Ella repite la frase, o eso parece. Utiliza un lenguaje raro, como para diferenciar una de la otra. Después se queda pensativa y se golpea repetidas veces la cabeza con la palma de la mano. <<¡Qué hace!!>> exclamas en pensamientos.

Tu hermano se ha puesto más nervioso, incluso arquea el cuerpo hacia adelante intentando resultar más amenazante. El pobre estúpido ignora que su trasero acabaría en el suelo si hiciera una ráfaga con el fusil de asalto en esa posición, pero parece que ha funcionado, porque la expresión de la nómada se ha vuelto más amigable.

Comienza como a rotar sobre sí misma, exponiendo poco a poco todos los lados de su cuerpo, mientras deja la mochila en el suelo, como si no fuera con ella. Sigue virando con un movimiento serpentino, como los que hacían las chicas más bonitas de ciudad, las chicas que les gustan a los hombres. De espaldas a tu hermano, ladea la cabeza y lo mira con ojos penetrantes.

Él se relaja y baja la guardia, se siente tranquilo mientras la mujer avanza con calma hacia la casa. Tu hermano sonríe…

<<Maldito estúpido salido folla cabras, no la dejes pasar, no seas imbécil, no eres su estilo de hombre>> piensas. Camina al estilo de una pantera, como un depredador. Tu hermano la mira con otros ojos, intuyes que estará segregando saliva. Las mujeres escasean por aquí, y como ésta no hay ninguna. No es guapa, incluso dirías que es fea, pero es diferente, exótica, y se contonea como una puta de cabaret.

Tu hermano, hipnotizado, ha bajado totalmente el arma. La sigue, aún con miedo a acercarse, pero con muchas ganas de hacerlo.

Retrocedes, entras en la casa andando de espaldas, y sin darte cuenta tropiezas con algo a lo que ni tan siguieras prestas atención. No importa, la pantera está entrando, te sitúas al final del amplio comedor, en la puerta que da a la cocina, en tu sitio, en el sitio que consideras tuyo.

La pantera anda despacio por el comedor, acariciando jarrones y pequeñas figuritas, y mirando a tu hermano, con una mirada llena de lujuria, como si estuviera en celo. Se agacha a recoger un trapo del suelo, y al levantarse muestra exageradamente las nalgas. Mira fijamente a tu hermano, se mete un dedo en la boca y lo chupa, muy lentamente.

Como un conejo que se queda mirando la luz del cazador, él se dirige hacia ella. Notas su excitación por la marca que se le dibuja en los pantalones.

– ¿Pero qué haces, cretino?. No la conoces. Encañónala – dices elevando la voz desde la cocina.

– Calla mujer y prepara limonada para nuestra invitada. Seremos buenos anfitriones con la señorita, porque la señorita va a ser muy buena con nosotros, ¿no?.
<<Idiota, idiota y mil veces idiota>>

Pese a que ha quedado demostrada la diferencia de idiomas, tu hermano le habla en tono amable, desesperado por poseer su cuerpo. Deja la AK apoyada sobre la mesa y empieza a desabrocharse la correa del pantalón. La pantera se pone en cuclillas al final del comedor, y de nuevo se chupa un dedo de la mano derecha, mientras con la otra le anima a acercarse.

Tu hermano camina hacia ella. A un metro de la AK, le traicionan los nervios y se lía con la correa que tantas veces se ha puesto y quitado. A dos metros, por fin se la quita mientras avanza hacia ella. Tres metros de distancia.

– Ahora vas a jugar con una cosa mas grande que tu dedito de zorra – dice mientras se aleja de la AK a cuatro metros.

<< Noooooooooooooooooooooo >>

La pantera se levanta con una mirada que congelaría el propio infierno, tranquila pero veloz, desenfunda su revólver, encañona casi a bocajarro a tu hermano y se escucha un estruendo en toda la casa. Los sesos de tu hermano quedan esparcidos por las cortinas, el sofá y una rinconera.

<< Dios no, Dios no, Dios noooo>>

Despacio, sin prisa, enfunda su arma, se dirige hacia la AK y la coge. Le saca el cargador, comprueba la recámara, inserta el cargador de nuevo y te mira. No te habías dado cuenta, pero repites en voz alta tus pensamientos, llevas todo este rato gritando, gritando de terror.

Despacio, ahora sí, andando como un depredador, como la pantera que estás viendo, se encamina hacia ti.

– ¡Por favor, no!. ¡A mí no, por favor!.

Te responde en su idioma, el cual continúas sin entender. Lloras e intentas huir torpemente, tropezándote con algo, tal vez contigo misma. El caso es que te encuentras en el suelo, suplicando por tu vida, mientras ella se aproxima y repite sin cesar algo inteligible.

– ¡Estoy embarazada, por Dios!. ¡No lo mates, no mates a mi bebé!. ¡Déjanos vivir, por Dios!. ¡Detente, mi hijo! – gritas sin parar, pero ella no deja de dar voces en ese endemoniado idioma.

Chillas y chillas, hasta que ya está a tan solo medio metro. Ahora escúchame, haz lo último que te queda por hacer. Escúchame, escúchame atentamente y repite conmigo. –“Padre nuestro, que estás en los cielos…”



JJLópez

Cantidad de envíos : 5
Edad : 40
Especialidad Steam : Soy bastante más ducho en Cyberpunk o Post-Cyberpunk. Pero siempre me ha suscitado curiosidad el Steampunk… Aficionado y curioso seria el termino.
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 01/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando por el Yermo...

Mensaje por Lord Trolex el Sáb Sep 01, 2012 9:44 pm

Una buena entrada al foro sin duda, le felicito por la colaboración y espero que siga sorprendiéndonos con mas creaciones (en el caso que nos ocupa, escrita XD).

_________________________________________________

"The world is quiet here."

Lord Trolex

Cantidad de envíos : 3038
Edad : 30
Localización : Barcelona, Ciudad Condal.
Especialidad Steam : Moderador, Sheriff e Inspector de corsés.
Reputación : 160
Fecha de inscripción : 18/12/2009

Ver perfil de usuario http://ofcorsmyhorse.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando por el Yermo...

Mensaje por Javi el Dom Sep 02, 2012 11:11 am

Muchas gracias por el aporte. Un relato que me recuerda al fallaut. Very Happy

Javi

Cantidad de envíos : 220
Edad : 28
Localización : Madrid
Especialidad Steam : Chapuzas
Reputación : 26
Fecha de inscripción : 24/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando por el Yermo...

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:13 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.