La gran pregunta

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: La gran pregunta

Mensaje por Joseph Hollman el Jue Sep 23, 2010 2:23 am

Hola, soy nuevo por estos lares. La verdad, soy un neófito en este mundo que he descubierto hace nada, pero inmediatamente me he sentido muy atraído e identificado. Coincido con Sir Aisac en que los valores sociales de la época Victoriana pueden suponer un estímulo muy grande para quienes los extrañamos en la sociedad que nos ha tocado vivir, que rinde culto y pleitesía al dinero y al éxito inmediato.

La RI supuso la constatación del ingenio humano a través de la ciencia, quizá todavía no pervertida por el afán capitalista que hoy nos rodea..es decir, màs puro.

Por otro lado, la estética victoriana es en mi opinión fascinante. Un saludo y encantado de leeros.

Joseph Hollman

Cantidad de envíos : 112
Edad : 43
Localización : Santiago de Compostela
Especialidad Steam : Músico
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 23/09/2010

Ver perfil de usuario http://www.musicabodasgalicia.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: La gran pregunta

Mensaje por 1ch1.g0 el Vie Nov 05, 2010 1:14 am

Yo creo porque ahí es cuando comenzó "la evolución al mecanicismo" al mismo tiempo en literatura y otras artes se estaban dando sucesos que dan lugar a que todo tenga que ver con la filosofia "steampunk" hasta las formas de vestir encajan... por todo ello es así

1ch1.g0

Cantidad de envíos : 8
Edad : 23
Localización : Madrid
Especialidad Steam : Aficionado a la cultura en general, especialmente al cine y a la literatura, constructor (aun principiante) de objetos básicos y músico
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 05/11/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La gran pregunta

Mensaje por Sir Joe Wetteland el Vie Nov 05, 2010 2:24 am

Joseph Hollman escribió:Hola, soy nuevo por estos lares. La verdad, soy un neófito en este mundo que he descubierto hace nada, pero inmediatamente me he sentido muy atraído e identificado. Coincido con Sir Aisac en que los valores sociales de la época Victoriana pueden suponer un estímulo muy grande para quienes los extrañamos en la sociedad que nos ha tocado vivir, que rinde culto y pleitesía al dinero y al éxito inmediato.

La RI supuso la constatación del ingenio humano a través de la ciencia, quizá todavía no pervertida por el afán capitalista que hoy nos rodea..es decir, màs puro.

Por otro lado, la estética victoriana es en mi opinión fascinante. Un saludo y encantado de leeros.

Un discurso muy romántico, paradójico, cuando el romanticismo es precisamente de esa época, pero inválido.
El afán capitalista y el capitalismo (entendido como lo entendemos hoy, pues el capitalismo per se no es sino el sistema económico que existe desde que hay comercio) en sí nacen precisamente en esa época, que es cuando puede. Estamos ante una época de capitalismo y clasismo. Pero no nos confundamos: la barbarie de los grandes empresarios de la época, gente que con un capital se puede permitir montar una empresa con unos beneficios inimaginable hasta la mecanización del trabajo; también propició que el proletario, que los pobres, pudieran prosperar. Dickens nos pinta muy bien ese mundo. Lleno de injusticias, sí, plagado de ellas porque aún no se había inventado el Estado de Bienestar (fueron necesarios Marx, las huelgas y los sindicatos para que apareciera) pero también de oportunidades: alguien cuya familia jamás se había movido 2 kilómetros de su aldea donde subsistían dependiendo de su huerto ahora se encontraba ante la Gran Ciudad, donde con suerte el sudor de su frente le podía asegurar prosperidad en la meritocracia darwinista que eran algunas industrias de la época. Y el mundo ya no dependía inmediatamente de las cosechas, sino del dinero, que se generaba independientemente del clima. Pero la sociedad distaba mucho de ser ideal, el clasismo estaba a la orden del día y los descubrimientos los solían realizar personas que por su condición de nacimiento se pasaban la vida ociosas. El propio Julio Verne imagina y denuncia la cosificación del obrero en una ciudad "comunista" donde el currito es "trabajador NºX del Sector Tal Taller Cual, tome sus Cuatro Duros y hasta mañana" pero a la vez nos pinta una "ciudad ideal" que es exclusiva para médicos, abogados, profesores y artistas. O sea que de alegre sociedad despreocupada del dinero, más bien poco.
En cambio yo reconozco que es una época de la que siento cierta nostalgia, pero admito que básicamente porque hubiera nacido con unos privilegios que perdió mi bisabuelo.


Última edición por Sir Joe Wetteland el Vie Nov 05, 2010 3:45 am, editado 1 vez

Sir Joe Wetteland

Cantidad de envíos : 133
Edad : 32
Especialidad Steam : Chapucero ambicioso.
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 25/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La gran pregunta

Mensaje por Joseph Hollman el Vie Nov 05, 2010 2:35 am

Sir Joe Wetteland escribió:
Joseph Hollman escribió:Hola, soy nuevo por estos lares. La verdad, soy un neófito en este mundo que he descubierto hace nada, pero inmediatamente me he sentido muy atraído e identificado. Coincido con Sir Aisac en que los valores sociales de la época Victoriana pueden suponer un estímulo muy grande para quienes los extrañamos en la sociedad que nos ha tocado vivir, que rinde culto y pleitesía al dinero y al éxito inmediato.

La RI supuso la constatación del ingenio humano a través de la ciencia, quizá todavía no pervertida por el afán capitalista que hoy nos rodea..es decir, màs puro.

Por otro lado, la estética victoriana es en mi opinión fascinante. Un saludo y encantado de leeros.

Un discurso muy romántico, paradójico, cuando el romanticismo es precisamente de esa época, pero inválido.
El afán capitalista y el capitalismo (entendido como lo entendemos hoy, pues el capitalismo per se no es sino el sistema económico que existe desde que hay comercio) en sí nacen precisamente en esa época, que es cuando puede. Estamos ante una época de capitalismo y clasismo. Pero no nos confundamos: la barbarie de los grandes empresarios de la época, gente que con un capital se puede permitir montar una empresa con unos beneficios inimaginable hasta la mecanización del trabajo; también propició que el proletario, que los pobres, pudieran prosperar. Dickens nos pinta muy bien ese mundo. Lleno de injusticias, sí, plagado de ellas porque aún no se había inventado el Estado de Bienestar (fueron necesarios Marx y las huelgas para que apareciera) pero también de oportunidades: alguien cuya familia jamás se había movido 2 kilómetros de su aldea donde subsistían dependiendo de su huerto ahora se encontraba ante la Gran Ciudad, donde con suerte el sudor de su frente le podía asegurar prosperidad en la meritocracia darwinista que eran las algunas industrias de la época. Y el mundo ya no dependía inmediatamente de las cosechas, sino del dinero, que se generaba independientemente del clima. Pero la sociedad distaba mucho de ser ideal, el clasismo estaba a la orden del día y los descubrimientos los solían realizar personas que por su condición de nacimiento se pasaban la vida ociosas. El propio Julio Verne imagina y denuncia la cosificación del obrero en una ciudad "comunista" donde el currito es "trabajador NºX del Sector Tal Taller Cual, tome sus Cuatro Duros y hasta mañana" pero a la vez nos pinta una "ciudad ideal" que es exclusiva para médicos, abogados, profesores y artistas. O sea que de alegre sociedad despreocupada del dinero, más bien poco.
En cambio yo reconozco que es una época de la que siento cierta nostalgia, pero admito que básicamente porque hubiera nacido con unos privilegios que perdió mi bisabuelo.

Me quedo con tu último parrafo, y coincido plenamente con tu discurso. Si lees detenidamente mi penúltimo párrafo, nada digo sobre una sociedad despreocupada del dinero, sino más bien todavía no tan mediatizada por el mismo como los niveles del capitalismo actual.
Yo no puedo sentir nostalgia de una época que no he vivido, pero si fascinación, y puedo entender que sus bases suscitan los retrofuturismos que protagonizan este insigne foro y que probablemente en muchos aspectos imaginamos que pudo haber evolucionado de otro modo más..romántico Rolling Eyes

Joseph Hollman

Cantidad de envíos : 112
Edad : 43
Localización : Santiago de Compostela
Especialidad Steam : Músico
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 23/09/2010

Ver perfil de usuario http://www.musicabodasgalicia.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: La gran pregunta

Mensaje por VahlSanders el Vie Nov 05, 2010 4:02 am

Coincido con Sir Aisac en que los valores sociales de la época Victoriana pueden suponer un estímulo muy grande para quienes los extrañamos en la sociedad que nos ha tocado vivir, que rinde culto y pleitesía al dinero y al éxito inmediato.

Le entiendo y coincido plenamente, era otra la forma de ver las cosas del común de la gente en aquellos tiempos, era una sociedad en la que la mayoría de las personas tenía una visión positiva acerca del futuro, se esperaba que en líneas generales la ciencia haría progresar a la humanidad y la gente no imaginaba límites para ése progreso, la gente acudía a las ciudades en masa, no sólo por trabajo (que en el campo no la pasaban tan mal) sinó por la búsqueda de un estilo de vida que se prometía. Un entorno de avances permanentes, pero no eran avances curiosos del tipo que nunca repercuten de gran manera en nuestras vidas (como tantos gadgets inútiles que nos venden por doquier) sinó avances concretos que realmente cambian el estilo de vida de la gente, como la locomotora, el telar de vapor, el telégrafo, el teléfono, la criminalística, o el papel higiénico Twisted Evil ; sí, todos avances de la era victoriana-eduardiana que cambiaron definitivamente la vida de un gran número de personas para bien. La gente que nació y creció en ésa época tenía en líneas generales una visión positiva del futuro, visión que murió al finalizar la Gran Guerra (quizá por ello es que en el Steampunk se considera 1920 como la fecha más tardía para el género).

Hoy vivimos en un mundo en el que el sentimiento general es la incertidumbre y la especulación, es lo que vemos en el común de la gente a nuestro alrededor, la "nostalgia" de los steamers quizá nos venga del deseo de ver las cosas nuevamente como se vieron en aquella época, y hasta quizá ése rechazo por la incertidumbre y el vacío con el que se vive el día a día de hoy, seal esa pizca de "punk" en el steam.

No sé, es sólo mi opinión...

P.D.: Veo necesaria una aclaración, coincido con Cornelius Sagan en que el Steampunk no es punk.

VahlSanders

Cantidad de envíos : 802
Edad : 31
Localización : San Rafael, Mendoza
Especialidad Steam : Recepcionista, Mad Doctor, Piloto, Inventor y Constructor (aunque con más proyectos que presupuesto)

__m_º(0o0)º_m__
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 11/09/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La gran pregunta

Mensaje por Sir Joe Wetteland el Vie Nov 05, 2010 2:56 pm

El rollo idílico del campo sí es romanticismo del bueno. Un mito que surgió en la urbe de la segunda mitad del siglo XIX, cuando la población comienza a ser más urbana que rural.
Lo primero, que en Europa, los campesinos, a pesar de revoluciones y cambios políticos, seguían sometidos al poder y abusos del cacique o hidalgo de turno. Lo segundo que, si bien la gente moría de frío en la ciudad, peor era en el campo (y aquellos que hayan pasado una temporada en invierno en una aldea de las de antes, sin termostatos ni calefacción central ni nada lo sabrán). Tenemos también el tema de las cosechas, ya que la mayor parte de agriculturas aún son de subsistencia, y aquellos que no sean urbanitas redomados deberían saber que el trabajo puramente manual cansa de veras, 14 horas en el huerto son peores que 14 apretando tuercas, y no hay domingos ni festivos. Sí es cierto que la gente iba a la ciudad por los adelantos tecnológicos, pero también por ellos, no era como quien se va a estudiar a Praga con una beca, sino como al provinciano que le ofrecen un puesto de trabajo bien pagado en una ciudad grande, que te desplazas para trabajar, y la Ciudad está bien pero es lo de menos.
En general, en la época, la visión positiva del futuro de "la gente" tenía era que cuando se murieran, con 40 o 50 años, sus hijos que llevaban trabajando desde los 10 tendrían una vida mejor que la suya por la pequeña herencia que les quedaba y porque posiblemente cuando fueran padres ya habrían progresado. El Futuro, global y a largo plazo, sólo les interesaba a la baja nobleza y a la baja y media burguesía: a los reyes les preocupaban las guerras y la política, a los empresarios el futuro de su empresa y a los obreros el de sus hijos. La popularización del pensamiento en un futuro idílico no aparece realmente hasta los años 50 del siglo XX, donde todo el mundo (ahora sí) estaba convencido de que con la energía nuclear la electricidad sería gratis y universal.

Sir Joe Wetteland

Cantidad de envíos : 133
Edad : 32
Especialidad Steam : Chapucero ambicioso.
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 25/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La gran pregunta

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:57 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.