Relato breve - Impulso

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Relato breve - Impulso

Mensaje por Maese Edmund el Mar Feb 02, 2010 5:19 pm

Lobo corre veloz entre la espesura. La noche acoje su aliento agitado, babas entre afilados colmillos.
Corre, ninguna presa a la que acechar, no hay heridas que lamer.
Pelaje de plata, ojos de hielo.
Una cicatriz recorre su velludo cuerpo desde el nacimiento del corazón hasta el mismo lomo.

- Sois un hombre aburrido, maese Edmund. Sólo gustáis hablar de existencialismo.
- En verdad soy una bestia salvaje, mi querida Daphne, mientras vos sois sólo un personaje.

Un salón de estilo victoriano. Un hombre examinando su copa vacía. Lámparas cargadas de velas alumbran la escena. Edmund se asoma al exterior desde la ventana más cercana. Alza la vista hacia la inconmensurable oscuridad, atusando su barba blanca.
La lechuza recorre las copas de los árboles, navega en el mar del bosque y del viento, dibuja formas infinitas, solía seguir rastros pero ahora es libre. Ya no hay crías que alimentar, ni susurros que interpretar. Explora la noche y el vacío, feliz en esa sensación. Flota ingrávida, ajena al peso de la vida. Viajera en pos del horizonte, orgullosa, también recibe sin embargo el influjo.
Súbito algo se agita, llamada muda del instinto. Desciende y sigue el rastro del lobo, algunas plumas se pierden y salpican como nieve el lienzo negro.

- ¿ Os encontrais bien, maese Edmund ?
Tumulto, más allá de las rejas de la mansión, ha visto el argénteo pelaje correr, fugaz guiño del lobo y sonrisa de mutuo asentimiento.
La innombrable aguarda, invoca más allá del raciocinio. Reina aplastante, destroza el iris del bípedo avejentado, que ahora emprende la carrera desnudo.
Nisiquiera los árboles notan el paso de los tres seres, cuya costumbre es mirar siempre hacia arriba, recreados en la eterna expansión. Ramas quebradas en la carrera, la lechuza guía como puede, en éxtasis.
Patas, alas y pies ascienden la colina. Trío de aullidos, comensales de la cena de los sentidos, cataratas de agua fresca surgen entre las rocas a presión como chorros de ballena, purificadoras.
Allí, la ebúrnea manda que lo que esté arriba, ahora esté abajo; que lo que sea blanco, ahora sea negro; que lo que exista deje de hacerlo y lo que no, cobre esencia y que la inversa sea la viceversa, y viceversa.

- ¿ Os encontrais bien, maese Edmund ?


Espero que os haya gustado, un saludo

Maese Edmund

Cantidad de envíos : 2
Edad : 33
Localización : Granada
Especialidad Steam : Ingeniería de viajes espacio temporales
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/02/2010

Ver perfil de usuario http://www.cadaveres.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.